Guía para retirar lentes de contacto blandos

Paso 1

Lava y seca tus manos.

Lava tus manos con jabón neutro, enjuagalas cuidadosamente y seca con toallas desechables.



 

Paso 2

Lleva tu dedo indice a tu ojo derecho.

Toca lentamente el borde inferior de la lente y desliza el lente a la parte blanca inferior de tu ojo.












 

Paso 3

Toma el lente con suavidad.

Entre tu dedo indice y pulgar realizaras un movimiento en "pinza"y retirarás el lente.

Repite los mismos pasos para el lente izquierdo (puedes apoyarte con un espejo).










 

Paso 4

Coloca las lentes en el estuche

Al ser lentes de larga duración, se ingresaran al estuche (previamente limpio y seco), colocando solución nueva en ambos espacios.





12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo