top of page

FROTARSE LOS OJOS

¿Te Frotas los Ojos?

 

En algún momento del día, ya sea al despertar, por cansancio o estrés, ¿te frotas los ojos? Al hacerlo se siente una sensación de calma temporal porque se estimula la producción de lágrimas y lubricando al ojo, sin embargo, este gesto puede llevar a graves consecuencias en la salud visual si lo realizas de manera continua.


Te recomendamos parpadear constantemente si sientes molestias, evitando frotar los ojos para no causar daños oculares, y si la necesidad de frotarlos es regular, acude con un especialista de salud visual.


Principales consecuencias de frotarse los ojos:

 

El acto al frotar los ojos se suele realizar con los dedos, nudillos o palmas de las manos, que contienen una gran cantidad de bacterias. Esto aumenta el riesgo de sufrir una infección ocular, como conjuntivitis.  


En algunas ocasiones, se observa cómo tras frotar los ojos éstos muestran un color rojizo, ya que con el movimiento los vasos sanguíneos pueden romperse, lo que también promueve a la aparición de las indeseadas líneas de expresión, bolsas y ojeras.


A que contribuye el frotamiento ocular:

 

Desarrollo del queratocono; Al realizar este gesto se deforma la córnea y se debilita, disminuye la visión y también puede rayar o dañar la córnea.


En pacientes con glaucoma puede provocar un daño en el nervio óptico y elevar la presión intraocular, mientras que aquellos con miopía o enfermedades de la retina pueden aumentar el riesgo de sufrir un desprendimiento de retina.



El frotar los ojos puede empeorar la visión de las personas que sufren de Miopía o Glaucoma, ya que se ejerce mayor presión y se reduce el flujo sanguíneo en la retina y el nervio óptico.


Este acto puede ocasionar “agujeros” en la retina de quienes padecen Miopía. Es importante que no talles tus ojos al despertar, ya que puede ser peligroso para la córnea debido a una posible inflamación por el exceso de líquido ocasionado por niveles bajos de oxígeno durante la noche.


¿Por qué nos frotamos los ojos?


  • Ojo seco, debido a la falta de lubricación natural.

  • Molestias por el uso excesivo de pantallas.

  • Sensación de picor que aparece con distintas alergias.



Más información Clic AQUÍ:




 

282 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page