top of page

Miopía Degenerativa



La miopía degenerativa, también llamada miopía magna o patológica, es poco frecuente y suele manifestarse desde la infancia. Este defecto refractivo que impide una visión lejana correcta se debe a una elongación o alargamiento posterior del globo ocular y al adelgazamiento progresivo de las paredes del ojo.




En los casos de miopía degenerativa la pérdida de visión es muy rápida, incapacitante y está asociada al desarrollo de otras enfermedades oculares graves, como las cataratas, alteraciones de la retina y del nervio óptico, y desprendimiento de retina.


La miopía es una afección frecuente de la visión en la que los objetos cercanos se ven claros y los objetos lejanos se ven borrosos. Se produce cuando la forma del ojo, o la forma de determinadas partes del ojo, hace que los rayos de luz se desvíen (refracten) de forma incorrecta.


Síntomas de la Miopía Degenerativa:


  • Visión lejana borrosa.

  • Baja agudeza visual

  • Destellos y deslumbramiento.

  • Visión de líneas torcidas.

  • Manchas o sombras en el campo visual.

  • Cansancio ocular y dolores de cabeza.




La miopía magna, alta miopía o miopía patológica se caracteriza por un alargamiento del globo ocular siendo la longitud axial (eje anteroposterior) mayor de 26 mm o la graduación más de 8 dioptrías. El único tratamiento es corregirlo con gafas, lentes de contacto o implante de lentes intraoculares, a su vez, el especialista de la salud visual debe tratar las complicaciones que aparezcan.






La miopía magna puede aparecer desde los 5 o 10 años, la miopía magna se estabiliza, habitualmente, al finalizar la adolescencia. Aun así, en ocasiones, puede seguir aumentando pasado ese momento.


Esta patología sólo afecta al 2% de la población, por eso es importante que las personas con una alta miopía se realicen revisiones periódicas con el especialista de la salud visual




¿Cómo se diagnostica?


Para llevar a cabo un diagnóstico del paciente miope magno se suelen realizar las siguientes pruebas:

  • Examen de la agudeza visual.

  • Examen de la refracción para determinar su graduación exacta.

  • Medición de la presión intraocular.

  • Análisis de las estructuras anteriores del globo ocular: conjuntiva, córnea, iris y cristalino.

  • Examen de la retina (central y periférica) y del polo posterior del ojo mediante una prueba por imagen que se conoce como oftalmoscopia

Una vez detectada la miopía magna, es muy importante realizar un seguimiento para conocer la evolución del paciente


Te recomendamos :







1544 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

MIOPÍA

Comentários


bottom of page