top of page

Hipermetropía

Hipermetropía

 

Causa vista cansada, produciendo ardor y dolor alrededor de los ojos, dolor de cabeza por el esfuerzo que representa fijar la vista para actividades como: leer, escribir y dibujar.


Es importante corregir este problema porque puede comprometer la calidad de vida y seguridad al no tener la capacidad de realizar una tarea tan bien como se desea y no se disfruta con provecho de las actividades diarias.

CAUSA

 
  • El ojo del paciente hipermétrope es más corto de lo normal.

  • El ojo del paciente hipermétrope tiene menos potencia de la habitual.

La mayor parte de los niños (hasta el 70%) son hipermétropes al nacer, un fenómeno que se conoce como hipermetropía fisiológica y por eso es importante evaluar la salud visual del pequeño.



Si la hipermetropía no remite cuando el niño llega a la etapa de la adolescencia, puede que el defecto visual sea crónico, para toda la vida. En este caso, el niño deberá llevar gafas o lentillas hasta que, si así lo decide, pueda pasar por quirófano.



SÍNTOMAS

 
  • Mala visión de cerca, lo que puede provocar que el niño tenga problemas para leer, escribir y su rendimiento escolar sera inadecuado.

  • Fatiga visual.

  • Enrojecimiento y dolor de ojos.

  • Dolores de cabeza.

CURA

 

En la mayoría de los casos, sí hay cura. Este defecto se va corrigiendo de forma natural a medida que aumenta la edad del niño y el ojo se va desarrollando. Suele desaparecer durante la adolescencia.

Si el problema no se ha solucionado de forma espontánea, es probable que el niño sea hipermétrope el resto de su vida, aunque en muchas ocasiones su graduación no aumentará.


También es cierto que, a medida que la persona con este defecto de refracción se va haciendo mayor, no solamente presenta problemas para poder ver bien de cerca, sino también en medias y largas distancias.


Para poder corregir la hipermetropía debe ser controlada y vigilada muy de cerca para poder ser corregida con las gafas o lentes de contacto con la graduación adecuada en cada momento. De esta forma, nos aseguraremos de que el paciente hipermétrope sea capaz de ver bien desde todas las distancias y sin necesidad de realizar sobre esfuerzos.


TRATAMIENTO

 

De primera instancia debe de acudir a un especialista visual en este tema y le realice al pequeño su examen visual a profundidad de tal manera nos daremos cuenta si todo marcha bien respecto a su vista del menor.


algunos tratamientos pueden ser:


Gafas

En caso de detectarse algún problema, se deben tomar las medidas oportunas, en esas edades suele ser el uso de gafas con la graduación adecuada.


Cirugía refractiva

En caso de que la hipermetropía que no desaparezca en la adolescencia significa que este defecto refractivo se ha cronificado. En este caso, existe la alternativa de la cirugía refractiva.


La cirugía refractiva posibilita la corrección de la mayor parte de defectos refractivos, la hipermetropía entre ellos, a través de una sencilla operación con láser, cuyo objetivo es poder ver bien sin necesidad de usar elementos externos (gafas y lentillas). Con esto se gana en libertad, comodidad, seguridad y, en definitiva, en calidad de vida.


En esta última en niños puede ser contraindicada, usualmente se debe realizar cuando el paciente ya haya cumplido los 18 años y la graduación de hipermetropía la haya mantenido estable por al menos un año y asegurarse de que el ojo a parado de crecer y poder corregir el problema refractivo correctamente.


Por ello es necesario realizar controles visuales a los niños entre los 3 y los 8 años con un diagnostico de calidad es recomendado realizarlo una vez al año para tener un mejor control sobre su visión.


Esperamos esta información te haya sido útil y si quieres saber más al respecto sobre este tema te invitamos a acudir a tu sucursal LUZO más cercana para que puedas informarte con cualquiera de nuestros especialistas expertos en el tema.

¡GRACIAS POR TU PREFERENCIA!

te recomendamos:


1250 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page